Seguramente sino has comenzado tus vacaciones estarás ya muy cerca de ponerte las chanclas y el bañador, pero quizás esta temporada tan necesaria y que todos estamos deseando, nos complique de cierta manera la organización de los menús y opciones de nuestros peludos.

Y es que incluso nos puede echar para atrás la idea de dar una dieta cruda a nuestras mascotas cuando pensamos en viajar todos juntos o incluso dejar a la familia de cuatro patas al cargo de un familiar, amigo o porque también una residencia.

Asi que nuestra idea hoy es mostraros las alternativas en caso de no poder mantener la dieta cruda que daríamos en casa no sólo para afrontar el periodo estival sino todas esas veces que necesitemos un plan B.

 

Preparar nuestros propios menús congelados para las vacaciones

Puede resultar un trabajo extra, pero para los que ya estamos metidos en faena con este tipo de alimentación es nuestro día a día, y aunque parece mucho trabajo a los que estáis pensando en dar el paso, de verdad que no es para tanto, más si tus peludos son de pequeño tamaño ? ,

En el fondo se trata de empaquetar los menús diarios con todo lo necesario: hueso carnoso, vegetales, fruta, vísceras, suplementos, listo para descongelar y servir.

Es quizás nuestra opción favorita si vamos a encargarnos nosotros de su alimentación u otra persona que o bien esté en la misma línea o no sea melindrosa.

Menús BARF comerciales congelados

Ya sea en España o en Países donde están floreciendo las compañías que han decidido apostar por esta alimentación te dan opción de mandar tus pedidos a otra ubicación de nuestro país como por ejemplo aquí en España tenéis Puromenú.

Eso si confirmar si hace falta por teléfono con ellos, con la empresa que sea, para cercioraros de si tienen periodos de descanso, días de entrega y si tienen producto en estas fechas. Nosotros tuvimos una mala experiencia en este sentido.

Si puedes y tu destino no está lejos, también puedes llevar la comida congelada desde casa sin mayor problema en una nevera y con el suficiente frío para que llegue intacta y lista para mantenerse congelada y/o refrigerada.

Menús BARF caseros completos y triturados

Esta ha sido durante muchísimo tiempo nuestra opción preferida para nuestros gatos, que en nuestra ausencia algún familiar se encarga de las comidas y de venir a ver cómo están los pequeños tigres.

Se trata de picar y mezclar la carne o el hueso carnoso junto con vísceras, verduras y frutas. Puede ser en base a la proteína que más les guste. Por ejemplo, nosotros trituramos la carne con todo haciendo un picadillo y donde añadimos un buen complemento de calcio de hueso triturado en frío, más un ajo, perejil, y algún extra según temporada.

Lo puedes congelar en las raciones y así la persona que les vaya a dar de comer es ir descongelando y dando de comer. Fácil y práctico.

Menús BARF comerciales cocinados

Cada vez están apareciendo más alternativas incluso en España de comidas comerciales BARF que además de vender formatos de crudo congelado, también hay una segunda línea de productos de raw cocinado como la gama Country Hunter de Natures Menu, o los menús de vacaciones de pato de Yum.

Hablamos desde la experiencia porque hemos probado ambas alternativas, y aunque siempre os vayamos a recomendar dar crudo es cierto que es posible que al hotel al que vamos no haya lugar donde almacenar comida, o la residencia donde dejes a tu perro no admitan comida cruda.

Esta opción me parece muy buena, pero hay que ser cautos, antes de llevártela contigo, comprueba que a tu perro o gato le gusta, incluso haz varias pruebas, pero por supuesto comprueba cómo le sienta a su estómago, en los dos casos que os comentábamos antes una de las comidas les genera unas deposiciones oscuras y muy duras, y la otra todo lo contrario así que seguimos probando y así también podremos ir trasladándoos nuestras impresiones de lo que probemos

Por último, quizás puntualizar estas comidas suelen ser más costosas, pero si las mantenemos para situaciones puntuales pueden ser un buen as en la manga.

Comida húmeda

No todos vivimos en una gran ciudad, ni tenemos mil alternativas a mano, quizás tengas que salir de pronto a un viaje y no tengas tiempo de buscar o preparar nada, así que no se puede descartar este tipo de comidas húmedas. Eso si pongamos unas preferencias primero, si son modelo BARF mejor, si no, las que no contengan cereales sobre todo para los gatos, y las que sean lo más natural posible, sin millones de ingredientes, por ejemplo las Belcando Single Protein siempre hay una lata en casa por el ‘por si acaso’. Eso si descartad todas las que vayan llenas de saborizantes y agentes químicos, ya si son en bolsa en vez de lata de aluminio mejor que mejor.

 

Por lo que veis no es tan complicado y entre estas opciones seguro cada uno puede encontrar o la que mejor se adapte a sus circunstancias o incluso tener otras opciones que por zona o país podéis encontrar, la cuestión es probar y observar, ya que no hablamos de sustituir una dieta cruda sino de tener opciones cuando no podemos tener acceso a ella.

Esperamos que os haya gustado así que dar un me gusta en la barra lateral y si conocéis alguna cosa más que os parezca que va en línea dejarnos un comentario!