En el momento que nos decidimos a dar el paso, se nos plantean una serie de dudas, todas bastante razonables, en cuanto a la nueva alimentación de nuestro perro o gato. Sí, estamos motivados, queremos hacer el cambio ya, y a veces tanta emoción hace que pasemos a la parte práctica y que más disfrutará nuestro compañero, antes incluso de tener las bases claras.

Si ya veíamos una primera imagen de lo que era la alimentación natural aquí ahora me gustaría poner el foco en que cualquier tipo de alimentación en crudo puede tener diferencias entre tipos de dietas similares, entre especies, entre individuos, y cualquier condición particular que tenga nuestra mascota, lo que la harán ligeramente diferente a la que siguen otros.

Si ya veíamos una primera imagen de lo que era la alimentación natural aquí (link) ahora me gustaría poner el foco en que cualquier tipo de alimentación en crudo puede tener diferencias entre tipos de dietas similares, entre especies, entre individuos, y cualquier condición particular que tenga nuestra mascota, lo que la harán ligeramente diferente a la que siguen otros.

Modelo BARF-ACBA y Modelo Presa

Modelo BARF-ACBA

Acrónimo de ‘Biologically Appropriate Raw Food’, o en su versión en Castellano ‘Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados’, es una de las dietas de mayor aceptación pasando por países como EEUU, Australia e incluso España.

Esta dieta se basa en suministrar alimentos frescos, en su mayor parte de origen animal, que corresponderá a una parte de hueso carnoso y carne muscular, después otro porcentaje de vegetales, vísceras y frutas. Incluso podemos suministrar huevos, lácteos o cereales (este último sólo para nuestros compañeros caninos) por ejemplo.

En resumen, una dieta que tratará siempre de aproximarse a lo que nuestros gatos y perros comerían y cazarían en libertad.

Respecto a los porcentajes nos veremos en situación similar, con ligeras variaciones, no muy grandes pero que nos pueden generar alguna duda al principio. Todo esto es en parte a que es una alimentación completamente adaptable a un individuo concreto, a una especie o una etapa de la vida, pero esto lejos de ser algo negativo con el tiempo verás que es toda una ventaja.

Modelo Prey o Modelo Presa

Posiblemente el modelo más semejante a lo que encontraríamos en la naturaleza llevado a una dieta natural suministrada, y también quizás el que pueda resultar a mucho más complicado de seguir al principio, pero totalmente recomendable y que con un poco de conocimiento es tan sencillo como el modelo BARF, sino más

El alimento principal serán las piezas enteras, sin tocar, con sus vísceras, pelaje o plumas, claro que adaptado como siempre al tamaño y necesidades de nuestro animal, no es lo mismo para un gato de 3,5kg que para un perro de 25 kg, las presas serán acordes a su mandíbula y tamaño.

En animales pequeños podemos contar con aves y animales de corral como codornices, capones, pollos, conejos, o pescados como los boquerones y sardinas. En cambio, para animales mayores podemos ir desde pollos y pavos, cabras, cabritos, caballa o pequeños vendados por poner un ejemplo.

Sé que puede que genere cierto rechazo al que se inicia, pero hay que verlo de forma totalmente natural. Tan sólo miraría con mayor detenimiento la procedencia de las piezas, edad de sacrificio o tipo de cría, algo que ya suelo hacer con la BARF, pero sí que le daría mucha prioridad en encontrar un término medio entre calidad y presupuesto.

*¿Y qué hay de la dieta mixta?

Pues en sí no es un modelo de alimentación propiamente, sino la combinación de pienso y alimentación natural, alternados en tomas diferentes. Por ejemplo, pienso o comida húmeda a la mañana, y natural por la noche.

¿Por qué? Al ser dos tipos de alimentos totalmente diferentes, las digestiones y tiempos también lo son, mayores para el pienso y mucho más cortas para alimentos crudos, y en algunos casos podríamos encontrar casos de torsión de estómago. En su mayoría eso sí provocados por que el estómago se ha distendido por un exceso de ingesta de alimento y/o agua, de practicar un ejercicio intenso mientras el estómago está dilatado o una combinación de ellas.

En muchos casos se ve como un paso natural al iniciarnos a una alimentación natural, pero si nuestro motivo parte de terminar el saco de pienso no lo dudes temrina el pienso y comienza después con la dieta en crudo.

Yo os la recomendaría en aquellos casos que por falta de tiempo o presupuesto no podemos hacer una dieta natural completa. Será un plus para la salud de tu mascota, y podrás ir alternando un día comida comercial, otro crudo, mañana-cena, o aportando de vez en cuando alimentos en crudo. Esto ya va en ti, en tu situación y en tu perro.

Para calcularla siempre deberemos hacerlo en base a las proporciones que nos indica el fabricante en caso de comida seca o húmeda, ya sea para una toma o un día. Y para la parte de alimentación natural lo mismo, pero calculando el diario a partir del % del peso vivo de tu mascota (2%, 3%, 4%).

 

Nosotros desde Happy Life Pet Project nos decantamos claramente por el modelo BARF para Lula y Kyo, y el que venimos siguiendo desde hace ya algo más de dos años, por ser el que mejor encaja en nuestro día a día y las características de los dos.

Conociendo las necesidades nutricionales básicas de nuestras mascotas

Dentro de una dieta natural, igual que en cualquier otra, se necesita proveer al cuerpo de macro y micro nutrientes, los primeros necesarios para generar energía en el cuerpo, y los segundos (por ejemplo, vitaminas y minerales) fundamentales para los procesos metabólicos del organismo.

Dicho esto, que queda muy serio, en términos más sencillos se trata de dar al organismo de nuestras mascotas todo lo necesario para que:

1.Tengan energía disponible y suficiente, y…

2.… para que su organismo pueda funcionar correctamente, en base a alimentos que sean de alta disponibilidad y con un alto valor biológico.

Además, no sólo facilitaremos proteínas, que, por supuesto serán en gran medida de origen animal, sino que también deberemos proporcionar grasas, hidratos y azúcares, vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales 6 y 3, así como los suplementos y requerimientos de nuestros perros y gatos como individuos: no es lo mismo un perro sedentario que uno deportista, o un gato casero frente a otro que sale con frecuencia, por lo que se tendrán consumos de energía diferentes.

¿Qué alimentos entonces debo darle a mi perro? ¿Y a mi gato?

Por el momento, eso sí os vamos adelantando unas bases muy sencillas, para que os quedéis con la foto, y sobre las que normalmente cualquier barfero va a ir creando las dietas de sus mascotas. Una para nuestros compañeros caninos y otra para los felinos, pero atento, si te interesa ahondar más esta semana y la siguiente daremos los primeros pasos en esta dieta, ¡síguenos!

 

Alimentación natural en perros y gatos modelo BARF ACBA

Happy Life Pet project