Todos nuestros menús los programamos con antelación como muchos acabaréis haciendo, y pensados semanalmente para dar todos los nutrientes necesarios para aproximarnos al mayor equilibrio posible, de una manera sencilla, como podréis ir viendo.

Por norma general, por la mañana siempre incorporamos la ración de vegetales y frutas, más una parte de la carne o HC del día, luego por la noche damos el resto junto con las vísceras, intentando también dar variedad de las mismas.

Nuestro primer plato del menú de la semana es algo sencillo, pensado para muchos de nuestros perros e ideal para muchos principiantes, y los que no son también.

Alitas de pollo de corral, brócoli al vapor para mantener al máximo las propiedades, y arándanos frescos. Una comida rica y que hará las delicias de muchos barferos.

Ten en cuenta eso sí, que si tu perro es de tamaño pequeño y ves que una alita puede convertirse en algo titánico no arriesgues puedes pedir que te troceen las alitas, recuerda siempre adaptar el tamaño de la pieza también a la boca de tu perro. En cambio, si tu perro es de gran tamaño quizás puedas sustituir las alas por contra muslos si se está iniciando, o muslos enteros si ya es un avanzado en la alimentación natural.